miércoles, 24 de octubre de 2012

PERU: PAN Y CIRCO EN LAS ELECCIONES MUNICIPALES DEL 2010*


Por: Augusto Lostaunau Moscol**  


“La manifestación había terminado y la gente se retiraba lentamente comentando y expresando aceptación a las ideas pronunciadas por Shapiama”.

Hernán Fonseca Del Castillo. El Gendarme Shapiama. 2010.

 

Desde inicios del 2010 los electores peruanos  fueron testigos y/o partícipes de un nuevo proceso electoral para elegir Presidentes Regionales, Alcaldes Provinciales y Alcaldes Distritales. A nivel nacional, los partidos políticos, alianzas electorales, movimientos regionales y otras formas de organizaciones políticas realizaron  una campaña para captar la simpatía y los votos de los electores. En esta campaña, como en las anteriores, los candidatos recorrieron lugares que quizás jamás pisaron o pensaron pisar, donde utilizaron métodos muy diversos para acaparar la atención, aunque siempre el discurso ideológico-político fue muy escaso e inexistente.

 

Esta forma de cultura política es ya tradicional en nuestro país. José Ventura Egoávil sostiene que “La cultura política hace referencia al conjunto de fenómenos duraderos y acumulativos que caracterizan una etapa o la manera de “ser”  de una población frente a la política y a sus dinámicas, incluyendo sus actores. Por lo tanto no es producto de un momento, sino que exige un tiempo más o menos largo para su formación y evidentemente para su transformación” (Ventura Egoávil 2002:30). Esta forma de “ser” político de los peruanos no se formó de la noche a la mañana sino; todo lo contrario es producto de un periodo de acumulación y experimentación, con logros y fracasos, éxitos y derrotas. Además, “La cultura política definida como las características subjetivas y comportamentales (sic), no es homogénea para todos los segmentos de la población, porque presenta matices muy particulares en cada uno de los segmentos y tienen también, variaciones entre una localidad y otra” (Ventura Egoávil 2002: 37). Con lo cual se podría empezar a decir que existen diferentes manifestaciones dentro de la cultura política de los peruanos, dependiendo de factores como: clase social, sector social, espacio habitacional, etc. Así por ejemplo, en una entrevista televisiva realizada en 1987 al empresario financiero Dionisio Romero, contestó las siguientes preguntas:

“- Entrevistador de la T.V.: ¿Es cierto que usted apoyó la campaña política de Alan García a la presidencia?

-Dionisio Romero: Sí, es verdad.

-Entrevistador: ¿En qué forma?

-Dionisio Romero: Con recursos financieros. Tenemos una política de ayuda económica para aquellos candidatos en quienes creemos (…) que tengan posibilidades de éxito en el país y eso fue lo que hicimos con el doctor Alan García” (citado en Vásquez Huamán 2004:67-68). Es decir, forma parte de nuestra cultura política que grandes empresarios financien la candidatura de quienes, según los sondeos y encuestas, encabezan la preferencia de los electores. Pero, hasta qué punto, estos financiamientos son solamente apoyo a un candidato. Es un aspecto que ha generado –y seguro que seguirá generando- un interesante debate a nivel nacional e internacional.

 

Julio Cotler señala que “La pesada herencia colonial y el trasfondo populista de la sociedad y de la política han fomentado el desarrollo de las relaciones patrimoniales y clientelistas que atentan contra el reconocimiento y la afirmación de derechos y responsabilidades ciudadanas, sin los cuales no pueden desarrollarse instituciones democráticas” (Cotler 2001: 206-207). Este clientelismo político que afecta al desarrollo democrático de las instituciones del Estado peruano, se inicia en el mismo proceso electoral, generando también desconfianza en algunos sectores de la sociedad. Por ello, Saúl Peña Kolenkaustky sostiene que “Creo que la ética en el desempeño político y en el ejercicio del poder es un punto fundamental. Por eso es que cuando se habla de derecha y de izquierda, me inclino más por averiguar quién es la persona, porque si no, se tienen versiones superficiales cuando en el fondo lo que va a dar la respuesta que buscamos es la calidad personal” (Peña 2003:93). En la heterogénea cultura política del Perú, se encuentran los electores que siempre votarán por un partido político, aquellos que votarán por un solo candidato y aquellos que pueden cambiar su voto según las circunstancias o –mejor dicho- los beneficios personales que puedan lograr gracias a ese voto. 

 

 

PAN (Y SALUD) EN LA  CAMPAÑA MUNICIPAL 2010

 

José Ventura Egoávil sostiene que “Las simpatías, las antipatías y las pasiones forman parte principal en la dinámica política. Por lo tanto la política no es más el reino de la razón sino el reino del afecto y de las emociones” (2002:44). Entonces, la interrogante que se pueden haber realizado muchos asesores y candidatos es ¿cómo generar simpatías y evitar antipatías a sus candidaturas? La respuesta puede ser muy sencilla y casi imposible de creer: regalando a manos llenas.

 

El 14 de marzo y el 31 de julio de 2010 el candidato a la alcaldía distrital de San Luis (Lima) Ricardo Castro por el partido Cambio Radical, organizó la  Gran Feria Gastronómica en la cual se anunció con volantes que los platos de arroz con pollo, carapulcra, causa, ocopa, escabeche, tamales criollos, ají de gallina, chanfainita, seco con frejol y ceviche costarían cada uno un sol. Lo anunció con el siguiente texto “Disfrute de unos (sic) sabrosos platos de comida criolla a un precio increíble, de todo y para todos. ¡A COMER!!! Te Esperamos”. Este mismo candidato realizó el 4 de septiembre de 2010 su Feria del Ahorro con los siguientes productos: Leche Gloria tarro grande, azúcar rubia envase de 1kg., arroz costeño superior envasado de 750gr., y fideos paquete de 250 gr. Todos con un precio especial llamado “Precio Ricardo Castro”. El texto del volante dice “Protegiendo la economía del hogar te traemos los principales productos para la alimentación de la familia a un precio increíble…solo para los vecinos de San Luis mostrando su DNI”. Un candidato que proponía el Paraíso Terrenal, el Edén en un lugar de Lima.

 

El PPC-Unidad Nacional y la  Clínica Dr. Luis Quito repartieron el Bono de Atención en Salud, válido hasta el 30 de septiembre de 2010. En esta campaña se anunció “Presentando este cupón CONSULTA GRATUITA en Medicina General”, además de Análisis de laboratorio de Hemograma completo, examen de orina completo, colesterol, glucosa, trigliceridos (sic), ácido úrico a 6 nuevos soles, mientras que Ecografías convencionales a 10 nuevos soles y Papanicolau (Examen especial) a 12 nuevos soles. Además, “Otros exámenes especiales según lista de precios se otorgará 40% de descuento. Incluye servicio de Rayos X”.  

 

Estos son dos casos que hemos documentado con los volantes respectivos que las mismas organizaciones difundieron durante la campaña electoral de 2010. La alimentación y la salud son dos aspectos fundamentales que el Estado Peruano y los gobiernos de turno han abandonado por completo. Es por ello que la población debe buscar la forma más práctica, económica e ingeniosa de poder satisfacerlos. Los candidatos y sus asesores entendieron que con campañas que ayuden a cubrir estas necesidades lograrían generar simpatías hacia sus postulaciones que se traducirían en votos. Algunos lo lograron. Otros no. Además, es necesario anotar que, en sus memorias, Mario Vargas Llosa criticó duramente a sus candidatos al Congreso de la República, quienes en 1990 por su afán de alcanzar una curul –aprovechando el voto preferencial- coparon prácticamente los medios de comunicación –prensa escrita, radial y televisiva- con su publicidad, lo cual –según Vargas Llosa- fue utilizado por sus opositores para atacar su candidatura (Vargas Llosa 1993:301-330). Estos candidatos a la alcaldía  no gastaron grandes cantidades de dinero en simples spots publicitarios sino, desarrollaron una campaña electoral verdaderamente sucia y denigrante para col el elector aunque, al final funcionó porque en San Luis ganó la alcaldía Ricardo Castro de Cambio Radical.

 

CIRCO (RIFAS Y DIVERSION) ELECTORAL

 

Documentando la candidatura al Congreso de la  República que realizó Susy Díaz en 1995, el periodista Carlos Chávez Toro en su libro Susy Díaz Anatomía de una Democracia (1995) narró que “En vez de estar garabateando la (sic) paredes –reflexionó- mejor me sigo pintando el número en una nalga, y consciente del efecto persuasivo de su glúteo, predijo: así nadie se va a olvidar del 13” (1995:84). De esta manera Susy Díaz se presentó en plazas públicas, calles, mercados y cuanto lugar aglutine masas de electores y siempre mostró el 13 dibujado o pegado en su glúteo. El efecto fue inmediato y alcanzó 10280 votos y juramentó como congresista de la República del Perú para el período 1995-2000.

 

Este circo fue seguido por el baile del chino, el amor-amor, el reguetón y la vida es un carnaval con sus saltos y movimientos ridículos. Pero, lograron la presidencia. Los candidatos del 2010 no perdieron esta costumbre de la más baja política del Perú y también realizaron sus campañas con este recurso.

 

Raúl Córdova de Acción Popular repartió invitaciones a la presentación de su plan de gobierno municipal para el viernes 10 de septiembre de 2010 en la urbanización Túpac Amaru-San Luis, que fue amenizada por la orquesta Los Primos. Víctor Alegría de Siempre Unidos realizó su “Gran Fiesta y Rifa de Electrodomésticos” el 28 de septiembre de 2010 donde participaron Sangre Púrpura, N´Talla y Son de la Ciudad, además se sorteó Refrigeradora, TV plasma 50” y sorpresas. Ricardo Castro de Cambio Radical en San Luis realizó el “Bingo del Cambio” con premios de electrodomésticos y 1 TV a color 14  pulgadas, con Show infantil. El mismo Ricardo Castro convocó al “Gran Mitin de Campaña” el viernes 17 de septiembre de 2010 con los Hermanos Yaipén, otras orquestas y artistas invitados. El PPC-Unidad Nacional de San Luis realizó la “Gran Rifa Gratuita” de un televisor plasma LG de 50” el sábado 25 de septiembre de 2010. Los ciudadanos electores –en estos casos del distrito de San Luis- sintieron que los candidatos regalaron electrodomésticos y en especial televisores, así como, aseguraron la diversión del fin de semana a los electores más jóvenes (18  a 25 años) a cambio de sus votos. Uno solo ganó, los demás necesariamente tenían que perder.

 

OTRAS PERLAS (HUACHAFERIAS Y DESLEALTADES) ELECTORALES

 

En su libro Psicoanálisis de la Corrupción, Política y Ética en el Perú Contemporáneo (2003) el doctor Saúl Peña Kolenkautsky analiza la relación entre la política y ética en nuestro país, una difícil relación que marca mucho las preferencias electorales de un sector de los votantes pero, puede ser manipulada para que otro sector entregue sus votos a los candidatos más inverosímiles. Sostiene el doctor Peña que “Un elemento sobresaliente de la realidad materia de análisis es la pérdida de credibilidad del pueblo peruano en los políticos, es decir de la confianza. Esta pérdida va acompañada por el reconocimiento implícito y explícito, en cuanto a la mayoría de la ciudadanía, de la demagogia, del engaño, de la manipulación a la que es sometida y de su complicidad consciente e inconsciente a ese sometimiento. Estos factores, estas realidades, tienen un contenido de frustración que genera rabia, cólera, decepción, desilusión, desidealización, odio y vacío que, en el fondo, son sentidos indudablemente como violencia interna que exacerba la inherente a nuestra naturaleza”(p.24). Los candidatos con sus actos de campaña, publicidad y propuestas abonan este rechazo que sufren por parte de la población en general y de muchos electores en particular.

 

En San Borja el candidato Ángel Tacchino denominó a su agrupación ANGELES DE SAN BORJA, una lista independiente que fue con el número 2 pero, en sus volantes su símbolo era un candado con dos alas y al interior un auto y un domicilio. Muchos elementos que al contrario de atraer al votante lo alejaron. En el mismo distrito de San Borja, el candidato de Alianza para el Progreso, Carlos Valencia publicitó entre sus logros: “Lucho (sic) contra la venta del “pentagonito” organizando con los vecinos veladas de protesta y tambien (sic) protesto (sic) contra la construcción de una estación del Tren Eléctrico en San Borja Sur”. Cuantos vecinos habrán sentido el oportunismo de este candidato cuando publicita su “lucha” contra la venta del “pentagonito”, ya que fue una protesta netamente cívica y vecinal. Además, protestar contra una estación de un trasporte masivo rápido que puede movilizar a muchos vecinos del distrito, no es necesariamente un gran logro para realizar una campaña.

 

En La  Victoria, la candidata Ana María Vidal de Fonavistas del Perú, repartió un volante donde se puede leer “2 Mujeres Honestas y luchadoras” acompañando el texto con fotos de la candidata y de Susana Villarán de Fuerza Social. Lo mismo hizo Aldo Obando de Siempre Unidos utilizando la imagen de Susana Villarán de Fuerza Social. Tanto Fonavistas del Perú como Siempre Unidos presentaron candidatos a la alcaldía provincial de Lima pero, sus candidatos en el distrito de La  Victoria prefirieron hacer campaña en Lima por Susana Villarán de Fuerza Social para arrastrar votos a sus candidaturas distritales. 

 

*Texto leído en el VII ENCUENTRO DE ALUMNOS Y EXALUMNOS DE HISTORIA UNFV 2012. Lima-Perú.

**Licenciado en Historia (UNFV). Docente en la UNMSM.

 

BIBLIOGRAFÍA

 

CHÁVEZ TORO, Carlos. Susy Díaz Anatomía de una Democracia.

1995     Arteidea Editores. Lima-Perú.

 

COTLER, Julio. Navegar Contra el Viento: Las Elecciones y la Democracia en el Perú.

2001     En: Cómo Fujimori Jodió al Perú. Editorial Milla Batres. Lima-Perú.

 

PEÑA KOLENKAUSTKY, Saúl. Psicoanálisis de la Corrupción. Política y ética en el Perú

2003     Contemporáneo. Peisa. Lima-Perú.

 

VARGAS LLOSA, Mario. El Pez en el Agua. Memorias.

1993     Seix Barral. Biblioteca Breve. Barcelona-España.

 

VÁSQUEZ HUAMÁN, Enrique. Estrategias Del Poder. Grupos Económicos en el Perú.

2004     Universidad del Pacífico. Centro de Investigación. Lima-Perú.

 

VENTURA EGOÁVIL, José. La Campaña Política. Técnicas Eficaces.
2002Escuela Mayor de Gestión Municipal. Lima-Perú



.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada